TOP

7 consejos para crear un Plan en Social Media para tu negocio

Social Media Plan

Uno de los aspectos fundamentales de un negocio a la hora de enfrentarse al universo del marketing online es establecer un plan al entrar en redes sociales, que como bien sabemos en la mayoría de ocasiones, suele ser un auténtico despropósito.

¿Sabéis cuantos clientes a los que he llegado para optimizar sus estrategias habían desarrollado un plan? Eso es! Lo que piensas, sí…cero! ¿Y cuántos piensan que lo deberían tener? Algunos, pero apenas creen que sirva para algo.

Si estás buscando una guía sencilla paso por paso para elaborar un plan estratégico en redes sociales atento a este artículo, ya que en los próximos 7 consejos voy a desgranarte cómo poner en marcha una estrategia en medios sociales para tu marca.

Las empresas a menudo fracasan en sus esfuerzos en redes sociales porque no existe estructura ni compromiso. Y en Social Media la caída es mayor. Pero ¿por qué ocurre esto?

  • Primero porque creen que implica menos esfuerzo de lo que piensan
  • Segundo porque dan por hecho que Social Media es la solución a sus problemas en el off line.

Entonces, cuando no hay resultados inmediatos y los objetivos previstos (¿objetivos? si no los tienen definidos) es cuando tiran la toalla y dicen que “esto del marketing en internet es humo”.

1: Visualiza y reflexiona

Visualiza y reflexiona en redes sociales

Antes de empezar a crear tu plan tienes que saber y sobretodo entender, que una estrategia que de resultados en redes sociales es un proceso lento. Sinceramente, no es rápido, ni tampoco a medio gas. Con un presupuesto medio/bajo obviando promociones, concursos que regalan viajes, noches de hotel o premios fantásticos, tu nivel de crecimiento será lento. Si tampoco eres El Corte Inglés, Red Bull o Levi´s…blanco y en botella. Bienvenido a la realidad.

Tampoco intentes ponerte a publicar como un loco, constantemente. No publiques en la primera semana 50 actualizaciones en tu fan page ni 200 en Twitter y a la semana siguiente, te canses y desaparezcas o bajes excesivamente tus publicaciones. Actualizar constantemente cansa a tu comunidad, si lo haces muy poco pierden el interés en tu marca. Por tanto, encuentra un punto intermedio.

Seguramente los primeros resultados interesantes, generación de leads, alguna recomendación, alguna venta no la puedas atribuir a social media hasta pasado entre 8 y 12 meses. De todos modos estarás obteniendo otros beneficios como notoriedad, imagen de marca moderna, investigación de competidores, estudio de mercado o posicionamiento como experto en un sector.

2: Encuentra tus mejores redes

Encuentra tu target

La parte principal de tu plan va a girar en torno a saber donde se encuentra tu target, por lo que se hace necesaria una investigación previa.

En Facebook no es fácil a simple vista, aunque una vez tengas tu fan page si puedes realizar una campaña en Facebook Ads ya que su nivel de segmentación es muy profundo y puedes comprobar cuántas personas encuentras en la red en una ubicación determinada con unos intereses concretos.

En Twitter tienes la opción de utilizar los hashtags para comprobar si las kewyords principales de tu sector tienen movimiento y usuarios con peso participando.

En Youtube puedes buscar el producto que comercializas para saber si alguien está ya hablando de él o comprobar si hay muchas visualizaciones en los vídeos relacionados con tu sector.

En Pinterest por ejemplo puedes investigar a través de su buscador qué boards, pins o usuarios puedes encontrar en relación con tu industria.

No olvides las redes sociales verticales, mediante un proceso de investigación analiza si fuera de las redes sociales existen otras redes que puedan acaparar target muy específico para tu marca, como es el caso de Chicísimo, un ejemplo de red social vertical para moda.

Tienes herramientas de alertas sobre algunas menciones que te pueden orientar en la búsqueda como Google Alerts, Socialmentions, Mention o Rankur.

3: Guía de estilo en redes sociales

Guía de estilos en redes socialesAhora que has identificado las redes en las que vas a centrar tus esfuerzos (yo no te recomiendo más de 3 que necesiten actualización más o menos constante) es el momento de decidir cómo vas a dirigirte a tu comunidad y la frecuencia con la que participarás.

Como te decía antes, la interacción poco frecuente es una de las razones principales por las que muchas empresas experimentan malos resultados, pero la actualización excesiva hará que canses a tu público. Lo idóneo es encontrar un ritmo constante, con información de valor para tu público, entre 20-50 tweets por semana y entre 10-15 actualizaciones en tu página de fans.

Piensa en qué tipo de horarios vas a lanzar tus mensajes a diario. Debes iniciar tú las conversaciones, proponer temas de debate, realizar encuestas, ser natural, humano, cercano y estar preparado para cuando te toque responder.

A este respecto recuerda que a la hora de lanzar tweets si es interesante por ejemplo controlar la mejor hora para hacerlo en Twitter.

@Socialbro es una buena herramienta que te dice las mejores horas y los mejores días para publicar tus contenidos en Twitter. Esto es interesante ya que al haber tanta interacción, los mensajes pueden pasar desapercibidos mientras que las actualizaciones de estado en Facebook tienen más tiempo de permanencia (tampoco es el mismo nivel de interacción).

En Youtube por ejemplo lo interesante es tener identificados de manera clara el título y keywords principales por las que quieres que sea encontrado tu contenido.

4: Crear contenido de Expertos

ZMOT de google ebook

Tus fans y seguidores no quieren anuncios, quieren conversación, recomendaciones, promociones y ofertas interesantes. Ellos no quieren saber lo grande que es tu empresa, para eso ya han hecho click en “Me gusta” o te siguen en Twitter. Quieren noticias interesantes de tu industria y si el contenido es propio aún mejor, ya que te convertirás en fuente indispensable para ellos.

Se dice que cuando hablamos de contenido, lo ideal es información “externa” entre un 80-90% y la promoción “interna” sea un 10-20%. Si es así, tu comunidad seguirá por regla general con cierto interés tu producto y será más propenso a interactuar con él, para finalizar convirtiendo.

Entre los mejores contenidos que puedes ofrecer se encuentran: posts de tu blog, ebook, el know-how de algo, video tutoriales, casos de estudio/éxito/fracaso y la creación de infografías. Recuerda que las imágenes también generan bastante participación y de esa interactividad puede surgir engagement.

MailChimp es un ejemplo con más de 30 manuales que cubren un listado de temas relacionados con el email marketing, desde las mejores prácticas por correo electrónico hasta documentos sobre cómo utilizar de manera más efectiva las características de Mailchimp para posicionar a tu empresa como una de las líderes en marketing por correo electrónico.

Ahora trasladalo a tu sector, ¿qué contenido crees que puede interesar, eres tan bueno que puedes destacar por encima del resto compartiendo contenido propio? Adelante!

5: Lanza Concursos y Promociones

PromocionesyconcursosFB

Los concursos y promociones mantienen a los fans interesados y entretenidos durante algún tiempo. Hay algunos que piensan que este tipo de acciones son “pan para hoy y hambre para mañana” porque la mayoría realiza acciones para incrementar su comunidad obligando a los usuarios a hacerse seguidor de la marca para poder optar al premio que se oferte.

Intenta lanzar algún concurso o promoción que reuna entretenimiento+conocimiento, en el que des premios valor para tu comunidad, creo que de este modo salen ganando marca y fans. (Hombre claro, si gestionas un Hotel o un Resturante no les regales un ebook con tus servicios ;P).

IDÓNEO: Por ejemplo, si mi empresa se dedica a trabajar el marketing online, puedo lanzar un concurso/promoción en Facebook y entre los participantes se sortean 3 planes de marketing digital gratuitos.

ERRÓNEO: Si por otro lado, trabajo en el sector de las aguas residuales y realizo un concurso para regalar dos noches de hotel con el fin de incrementar mi comunidad es que algo está fallando. A no ser que te importe un pimiento “esto del engagement” con tu comunidad y solo quieras fans, muchos fans. No una comunidad de calidad.

Cuanto más experiencial y práctico sea el regalo, de mayor calidad será la comunidad que te rodee.

6: Amplia tus horizontes

Ampliar horizontes en redes sociales

Una vez está la maquinaria en marcha, controlas las redes y su “modus operandi”, comienzas a entender el comportamiento de los usuarios en cada una de ellas, tienes un ritmo constante de actualizaciones y han pasado varios meses, dedica tiempo a experimentar nuevos horizontes.

Y para experimentar nuevos horizontes debes conocer el comportamiento de los resultados que estás obteniendo en base a los objetivos propuestos y las kpis elegidas para su estudio.

¿Cómo?, ¿No te había hablado antes de objetivos y kpis? Error!!! Tantos meses trabajando en las distintas redes y ahora no sabemos que vamos a medir para saber si tu estrategia está funcionando!! Copia y pega este párrafo y llévalo al primer punto de todos. La base fundamental, clave, indivisible para todo esto es marcar objetivos y kpis.

Échale un vistazo a uno de los posts que escribí sobre cómo definir métricas y kpis.

No te estanques y busca nuevas soluciones para tu comunidad con el fin de seguir proporcionándoles un servicio de calidad creando por ejemplo nuevas aplicaciones en tu canal de Facebook como lo hace Rosetta Stones, una marca para aprender idiomas que ha ido evolucionando con el paso del tiempo.

RosettaStonesFacebook

7: Delega tareas

Delegar tareas en redes sociales

Si pasados unos meses estás en el punto de querer dar el paso a otras redes porque todo marcha sobre ruedas y tu negocio está creciendo no dejes que todo te abrume. Cuando te quieras dar cuenta no podrás abarcar todo. Tal vez ahora quieras dar el paso y estar presente en Google+ porque sus contenidos posicionan más o quieres abrir nuevas relaciones profesionales en Linkedin.

Pero cuidado, cuanto más crezcas, más peligro tienes de no controlar el punto 3, si pretendes seguir con los mismos recursos humanos para llevarlo a cabo.

En la medida que crezca tu negocio online Lo harán también tus necesidades offline y ahí debes invertir en capital humano. Identifica bien a los miembros del equipo: creativos para infografías, bloggers/escritores para tus ebooks y contenido propio, community managers para gestionar las comunidades, etc.

En Facebook por ejemplo, amplía el abanico de administradores, no seas tú la única persona que se encargue de la actualización y gestión de comunidades. Cuantos más administradores, mas tiempo podrás dedicar a otros aspectos de tu estrategia en redes sociales.

Cada negocio debe ser realista con su situación. Si solo crees que debes estar en 1 o 2 redes, hazlo. Nadie mejor que tú para saber dónde se puede encontrar tu target y el tiempo del que dispones. Estoy seguro que comprobarás los beneficios de tener marcada una estrategia definida en redes sociales.

¿Y tú, en qué punto estás?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...